La importancia de una buena impresión en expositores

El proceso de impresión en las partes destinadas en el expositor a mostrar imágenes ya sean promocionales o corporativas del producto expuesto es fundamental.

Por muy innovador y revolucionario que pueda ser un diseño si este no se plasma adecuadamente con un trabajo de impresión perfecto que defina a la perfección los colores e imágenes diseñadas, el trabajo previo gráfico en el ordenador de poco servirá.



En Manufacturas Metalúrgicas RSL una vez llevado a cabo el proceso de diseño presentamos al cliente un prototipo del mismo donde se aprueba la producción de la estructura en las unidades demandadas.

La tendencia serán los colores muy vivos y llamativos

Siempre fiel a la identidad corporativa del producto o la empresa cobran mucho protagonismo los colores intensos que llamen aún más la atención del consumidor.

Nuestro equipo de diseño es el responsable de aunar dicha identidad corporativa con, por ejemplo, colores fluorescentes sin ningún temor a que el diseño quede excesivamente cargado y estridente.

La clave está en utilizar la dosis correcta para que el expositor mantenga su identidad y comulgue fielmente el producto expuesto



A menudo, menos es más y para destacar algún elemento no es necesario que toda la estructura tenga un color estridente, simplemente con un pequeño detalle adecuadamente ubicado en lo que se desee resaltar, se consiguen magníficos efectos. 

La tarea para que los colores tengan la intensidad perfecta y queden acordes con todo el expositor es primordial un buen proceso de impresión en el que se pueda jugar con diferentes tonos sin que se mezclen, difuminen o afecten a los textos que se deseen resaltar.

Los tonos metalizados cobran protagonismo

Existen muchas formas de conseguir los tonos metalizados, las más usual y económica es utilizar tintas que tienen pigmentos específicos que proporcionan este tipo de tonos en los expositores.

Los tonos metalizados cada vez se utilizan más no tan solo en impresión sinó también en otros sectores, como la decoración del hogar, moda o calzado lo que hace que este tipo de tonalidades se instalen en la mente del consumidor y lo identifiquen como una tendencia innovadora y de moda.


Combinar los tonos metalizados con otros elementos e imágenes hacen que el expositor cobre un protagonismo extraordinario.

Expositores con dibujos 3D. El futuro ya está aquí.

Sin duda los efectos 3D llegaron para quedarse y proporcionar resultados espectaculares. ¿A quien no le llama la atención ver como una imagen, según la perspectiva, parece salirse del expositor?

Estos efectos se pueden conseguir gracias a efectos fotográficos o la forma en la que se realiza el dibujo. Otra forma de hacerlo es troquelar el material creando un efecto en 3 dimensiones.


 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración