Evolución de los expositores en el punto de venta

La publicidad en el lugar de venta o PLV se define como cualquier forma de publicidad diseñada con la intención de influir sobre el consumidor en el interior de un establecimiento. 

Es decir, la publicidad en el lugar de venta se basa concretamente en materiales físicos dirigidos a dar a conocer una marca, producto o promoción llamando la atención del cliente e influyendo en la decisión de compra.

Dentro de esta definición podemos considerar los carteles, displays, stoppers y como elemento destacado los expositores. 

El hecho de estar basada en materiales físicos hace que el expositor tenga que cumplir una serie de características para resultar rentable y funcional: debe ser fácil de producir, montar, desmontar y transportar; es decir, además de ser ligero, su volumen debe estar optimizado para su paquetización y traslado. 

A la hora de diseñarlo, hemos de tener en cuenta que un expositor debe aumentar el valor añadido de los productos presentados para conseguir llamar la atención del cliente.

En términos genéricos la publicidad en el lugar de venta es una técnica que lleva décadas utilizándose en el interior de los establecimientos. 
Debido a su popularización uno de los principales retos a los que se enfrenta en la actualidad la PLV y obviamente los expositores es el de la diferenciación. 

¿Cómo podemos conseguir esta diferenciación desde una marca y frente a otras en un entorno saturado y de altísima competitividad?

En Manufacturas metalúrgicas RSL estamos a la vanguardia en todas las nuevas técnicas y los más recientes avances tecnológicos aplicándolos a nuestros productos posibilitando a todos nuestros clientes cualquier creación e implantación.



Los tres aspectos fundamentales en la evolución de los expositores

- Diseño y materiales:

En sus inicios muchos de ellos tan solo se diferenciaban por el color y el rótulo superior, siguiendo muchos de ellos unos estándares estéticos muy parecidos.

Pero a medida que fueron apareciendo nuevas herramientas, maquinaria y materiales para poder moldear y crear estructuras de forma masiva se fueron apreciando muchos cambios en las formas cada vez más identificadas con el producto o  la marca potenciando la personalización.

Además, en cuanto a los materiales, la irrupción de nuevos compuestos más ligeros aumentaron exponencialmente la comodidad tanto en el montaje, desmontaje y transporte como en la durabilidad de las estructuras. 


- Efectos y era digital :

Nuevas técnicas de iluminación, los recursos digitales como pantallas táctiles o tablets integradas en el propio mueble, realidad aumentada y virtual, balizas informativas que interactúan con el teléfono móvil del usuario, han irrumpido de forma espectacular en los expositores dotándolos de mayor poder de atracción ampliando todas las fronteras para los equipos de marketing, diseñadores y creativos.

Mediante la tecnología, el límite está en la imaginación siendo posible innovar en la forma de llegar al consumidor con un campo abierto a la evolución que nos deparará muchas sorpresas en el futuro inmediato.


- Logística y comunicación

Si se producen avances en el aspecto de fabricación aumentando la capacidad de producir grandes cantidades es obvio que ha de ir de la mano de contar con grandes recursos logísticos y de comunicación en el momento de acometer un proyecto en contacto permanente con el cliente.

Para ello todos los recursos logísticos que nos ofrece este sector y los nuevos avances en comunicación online han de ser utilizados para conseguir todos los objetivos definidos.


 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración