Marketing e innovación, herramientas para romper o aprovechar la estacionalidad

No hay mejor recurso en una superficie comercial para canalizar las ventas y promocionar un producto que el expositor o reclamo publicitario en el punto de venta.

Utilizando este soporte adecuadamente las empresas cada vez desarrollan más sus estrategias para que sus gamas de producto asociadas a un determinado periodo se beneficien más de cada temporada de picos de consumo y a la vez mantengan una alta rotación más allá del factor estacional.

Como todo, la estacionalidad tiene su luz y sus sombras. Las empresas siguen dos estrategias básicas; bien desestacionalizar las ventas o sacarle el mayor provecho posible, o ambas, en función de productos.

Tomaremos como ejemplo la industria alimentaria a la cual que también hacíamos referencia en un artículo anterior.

1. Desestacionalizar las ventas de aquellos productos sesgados por un consumo estrechamente unido a la estación en la que nos encontramos.

Cuando el consumo del producto alimenticio o bebida está asociado al clima, desestacionalizar la venta resulta una empresa difícil. En este caso las empresas buscan el lanzamiento de productos de estacionalidad compensada.

Esta es la estrategia que siguen los vinos. El vino tinto tiene su repunte estacional de ventas en invierno, sin embargo en primavera comienza la temporada para sangrías y tintos de verano.



Es en fechas veraniegas cuando se lanzan nuevos productos vitivinícolas más ajustados a las preferencias del consumidor actual; introduciendo nuevos sabores, recetas con menos azúcar o contenido reducido de alcohol, optando por incluir una variante divertida como en el caso de las sangrías con burbujas o incluso bebidas procedentes de fermentación de otras frutas, por ejemplo la naranja.

La otra opción es focalizarse en productos sin estacionalidad, siguiendo con el ejemplo que nos ofrece la industria vitivinícola, los cavas, los vinos espumosos y los blancos son apuestas que pueden ser incentivadas en todas las estaciones, pero que concentran las estrategias de marketing en el verano.
 
2. Aprovechar la estacionalidad para incentivar las ventas y el lanzamiento de nuevos productos.

Aprovechar el momento es la otra opción de la industria de alimentación y bebidas. Esto es exactamente lo que hace por ejemplo la industria heladera, cervecera o los zumos y refrescos, que pone a trabajar en conjunto a sus departamentos de I+D+i y marketing para el desarrollo y lanzamiento de nuevos productos exclusivos para la época estival.

Una apuesta por la segmentación de los públicos es lo que caracteriza estos lanzamientos veraniegos que se hacen teniendo en cuenta los gustos concretos y tendencias específicas del consumidor actual, ya que la generalidad ya está apostando por ese producto.

A este respecto, en verano encontramos lanzamientos de refrescos que introducen ingredientes más saludables y con menos azúcares, nuevos sabores frutales para las cervezas, bebidas espirituosas y combinados listos para tomar o smoothies que introducen yogures en sus recetas, además de nuevos sabores exóticos y topings para los helados.



 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración