Recomendaciones para reactivar tu negocio durante el Covid-19

Muchos son los negocios que están pendientes de la evolución de la difícil situación por la que atravesamos y cuál será la normativa a seguir para poder mantener el negocio abierto.

Bien es cierto que la afluencia de clientes se verá algo mermada o bien se repartirá durante el horario comercial modificándose las horas de gran afluencia por visitas más repartidas e indudablemente a algo nos tendremos que acostumbrar tanto empresarios como consumidores y es a la vista de las colas para acceder a la superficie.



Así pues nos adentramos en la ya popular “nueva normalidad” y tras pasar unos tiempos muy duros los comercios vuelven a abrir sus puertas con horas concertadas o no en función del tipo de negocio junto a de la fase en que se encuentra su zona.

Esta nueva normalidad no será ni parecida a la anterior, al menos al inicio, por eso es fundamental tener una guía de actuación para que los clientes que acudan al comercio se vayan satisfechos y regresen de nuevo.

1) Controlar la capacidad de aforo.

Sin duda puede ser molesto para algunos clientes y que opten por irse, pero hay una obligación de los comercios en proceder con esta medida de seguridad.

Hay diferentes métodos aunque la gente ha demostrado comprender perfectamente esta medida y respetar las colas con paciencia.

En el cambio de acceso de cliente y los empleados pidan al siguiente que pase es conveniente separar la entrada de la salida evitando coincidencias y cercanía.

Muchos establecimientos han incorporado personal externo de empresas de seguridad para llevar a cabo este cometido.





2) Ubicar en la entrada un punto de desinfección.

Es imprescindible ubicar un dispensador de gel y guantes en la entrada de la superficie para que los clientes que deseen acceder procedan a la desinfección. 

El controlador de acceso antes mencionado en algunos establecimientos también puede suministrar mascarillas de un solo uso. Este controlador también contará con las órdenes oportunas para poder exigir a los clientes el uso o no de la mascarilla.

En Manufacturas Metalúrgicas RSL hemos desarrollado una nueva gama de estructuras con este fin. CLICA AQUÍ



3) Regalar mascarillas a los clientes que las necesiten

Acabamos de mencionar que el controlador de acceso puede tener órdenes de exigir el uso de mascarilla. 

Para este fin y en el caso de que esta sea la medida adoptada tenemos que saber que las mascarillas higiénicas no son obligatorias en la mayor parte de los establecimientos (en establecimientos de moda si se ha optado por obligar a su uso), por lo tanto una magnífica elección sería regalar estas mascarillas a clientes que lo precisen.

El cliente sin duda se sentirá más seguro y es un gran gesto de cortesía. Las mascarillas no tan solo protegen al cliente sino al resto de personas del establecimiento incluidos los trabajadores que, obviamente, irán perfectamente equipados con todas las medidas de seguridad. 

También las mascarillas pueden entregarse en una bolsa o envueltas en un sobre con el logo del establecimiento y una frase promocional y de ánimo, convirtiéndose en un gran elemento promocional.



5) Exponer e informar con carteles y paneles de las medidas de seguridad y limpieza.

El cliente tiene derecho a saber qué medidas se están tomando en el establecimiento para su protección, por lo tanto, ubicar carteles y paneles en los puntos principales del establecimiento (obviamente en entrada y salida) junto a los de más tráfico (zona de cajas, mostrador, etc..), siempre tranquiliza al consumidor.

También es fundamental contar con un equipo de limpieza que vaya desinfectando mobiliario del local. Obviamente en pequeñas superficies con pocos empleados esta tarea se lleva a cabo por el equipo de tienda.



6) Ser consecuente con las medidas.

Es de lógica, coherente y de obligado cumplimiento por la seguridad de todos cumplir con la mayor eficacia las medidas de protección y seguridad. Esa consecuencia derivará en que los clientes vean que todo lo que se anuncia se hace no generando dudas al respecto. 

Por eso, si en un supermercado en las medidas se anuncia que se desinfecta  la línea de cajas tras atender a cada cliente, no nos hemos de olvidar de hacerlo por mucha prisa y cola que haya.

No hacerlo, aparte de peligroso, sería terriblemente contraproducente para el establecimiento a nivel económico puesto que probablemente los clientes no volverían.


 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración